PEDRO ARAUCARIO: DESTELLOS DE NEÓN

Era el año 1985, el año que debía caer el tirano, Santiago se iluminaba con el fuego de las barricadas y en una colorida, alegre e intensa jornada cultural al alero de la Pastoral Juvenil de la Zona Oeste, conocí al poeta Pedro Araucario. Al calor de la música, la poesía y unos navegados, me invitó a integrarme al Taller Urbano, un colectivo de literatura, música y plástica que comenzaba a funcionar en la calle Compañía, entre Libertad y Esperanza.

En aquella antigua y hermosa casona con forma de pagoda se sucedían múltiples y concurridas actividades: talleres, recitales de música y poesía, exposiciones, foros, etc., además de editar la revista “Contramuro”, en este espacio Pedro me presentó al resto del Taller Urbano: Felipe Banderas, Eledino Parraguez (el auténtico Machuca), Damián Moreno, Javier Vives, Ernesto Rojas (Gonzalo Ravanal). entre varios.

Pedro Araucario vino a este mundo en 1963, un año después del célebre Mundial de Fútbol y un año antes de la irrupción en Chile de la “Revolución en Libertad”.  Pedro era un devorador de conocimientos, había estudiado Teología Latinoamericana y también tenía estudios de Derecho, pero su vida era la poesía y el arte. Un personaje de una calidad humana extraordinaria, amante de la Naturaleza, los animales y el Colo-Colo.

Multifacético, participó de variados proyectos poético-musicales de corte experimental como la “Agrupación Ciudadanos”, con el músico Juan Carlos Contreras; “Tecnocortex”, y Duos de libre improvisación.

Por otra parte, fue editor del mítico periódico mural “El Huarén de Macul”. En el 86 publicó un trabajo de investigación y recopilación, editado por Ediciones Urbe: Antología de Poesía Poblacional. En el 1990, publicó Poesía de la Revisión, en coautoría con Gerardo Castillo Sandoval y Manuel Ruiz, bajo el sello El Urbarigen. Fue antalogado en Poetry from Chile: 26 News Voices editado por la Universidad de California.

El poeta Pedro  Araucario  obtuvo el año 1995 la Beca para escritores del Fondo Nacional del Libro y al Lectura.  Ese mismo año fue publicado su  libro DESTELLOS DE NEON.   Nunca pensé que, en ese año, que había comenzado lleno de sol y alegría, un devastador cáncer linfático se llevaría a mi amigo un 1 de junio de 1995. Lo dijo en un poema y tuvo razón: “el tiempo tranquilo y sereno iba haciendo sus movidas”.

 

Selección de poemas del libro Destellos de Neón.

 

UNA DUCHA MÁS

 

Que ya antes vimos florecer la TÉCNICA

Que intercambiamos productos siendo de tribus distintas.

UNA DUCHA MÁS

Esperando que cambie mi piel

Y mi alma deje de molestar

Con preocupaciones de otro mundo

UNA DUCHA MÁS

¿Qué hay que hacer hoy?

Ser el último bastión de eternidad

En un mundo mecanizado?

Otro poco de agua, otro poco de agua,

Que debo salir normal

¿Cuántas veces has querido permanecer más tiempo

En el placer fugaz? UNA DUCHA MÁS

Y sin embargo esos mismos sentidos que captan UNA DUCHA MÁS

El desastre de la historia

Parecen captar UNA DUCHA MÁS  algo intransferible

Situado más allá de lo aprehensible

UNA DUCHA MÁS

El deseo de ser parte de la célula primigenia

Y su eclosión creadora

UNA DUCHA MÁS, UNA DUCHA MÁS

Otro poco de agua, otro poco de agua

Que debo salir normal

 

 

YO SOY EL HÉROE

 

Me enfrento a la muerte a cada instante,

Tengo poderes omnímodos para cruzar las calles

YO SOY EL HÉROE, YO SOY EL HÉROE

No busco el sentido de la vida

Ni teorizo acerca del devenir

No hay disciplina en mis estados de ánimo

Ni un estudio férreo sobre la condición humana

Amo los ciclos lejanos

Y tomo ritualmente el sol en las plazas

Leo la palma de las calles

Y lleno de sentido los paseos peatonales

YO SOY EL HÉROE DE LAS CIUDADES

Miro el mundo y no le creo

El magno desastre que ofrece.

En todas las esquinas siento

La decadencia de los tiempos

YO SOY EL HÉROE, YO SOY EL HÉROE

Y lucho contra el movimiento mecánico de los días

Ofreciendo un horizonte de transparente energía.

 

ESTÁN DE MODA LOS PROBLEMAS PÚBLICOS

 

“Lo que no está en plena calle es falso,

Inventado, es decir, literatura”

  1. Miller

Sobre la NORTE SUR, escupiendo parabrisas,

Rayos solares refractados en techos

…construirán edificios

Quizás me instale con una oficina

“TRANSTORNOS peatonales INC”

Hay que acelerar el tránsito en Ahumada

En horarios de mayor flujo

Nada de andar como trompo volteando en encéfalo

Ni distraerse observando detalles arquitectónicos,

A propósito los mendigos serán reemplazados

Por cajitas monederas

Que indiquen nombre y motivo

Para ejercer el oficio

Se evitará así la congestión mental

Que provoca la visión de tanta desgracia

Y error del creador,

Veredas móviles. Plazas elevadas…

Sobre la Norte-Sur

Están de moda los problemas públicos

Infinito tráfico

Cada micro con su destino macro

Las calles son un infierno para locos.

 

 

A VECES UNO VE LO QUE NO ES O VE LO QUE LE HACEN VER.

 

A medida que pasa el tiempo

Las calles sobreimpresas de recuerdos

Adquieren otro sentido

Que no coincide con su actual presencia.

Amo las avenidas que flotan en la ciudad de noche

La velocidad del coche alejándose en la carretera

Amo los resúmenes de sueños en la madrugada

El momento en que una mirada erecta un pensamiento

Amo las manos que se despiden

Los ojos que se despiden

Los labios que se despiden

Amo los paseos envueltos en peatones

Que representan distintos barrios e ideas

Miles de existencias

Que la ciudad aplasta

Que la ciudad controla

Que la ciudad eleva

Amo los bares en penumbras de humo

La luz de los faroles

Subiendo como un ruego en la noche

La huella que sigue el que se desprende

Amo la congestión y los bocinazos

Las chuchadas que nacen

Y de las cuales no te arrepientes.

 

 

ME GUSTA EL SILENCIO

 

Ese instante

Cada cierta cantidad de olas.

O ese cesar de motores

En alguna sicodélica esquina.

Me gusta el momento

En que deja de bullir la ciudad

y el trabajador respira camino a casa

La libertad del momento,

Ese en que las bocas se enmudecen

En los comedores

Y los ojos buscan la razón

La respuesta

Del paso angelical

De otra dimensión a la nuestra.

 

 

LUZ ROJA BUSTAMANTE

 

Sale disparado el corcho

El gollete humea

Unas lanzas reemplazan las burbujas

Vaso alzado en la curva de los labios

Oteando el horizonte

Espuma de olas reventando en las paredes

El corcho reventando en las fauces de la noche

Inicia su descenso

En el techo del edificio

Se anuncia el nombre de alcurnia

En neones multicolores,

Todo se oscurece un instante

Reiniciando la secuencia,

Embriagados de color y champagne

Mantengo la presión en el pedal del freno

Esperando luz verde

Sumergido en el tiempo de los anuncios

Parejas refugiadas en el arco de la noche

Beben las gracias

La influencia

Los vaivenes excitantes

De este minuto de espera.

 

 

PREMONITORIO DEL CACIQUE

Desperté sobresaltado,

Joven Lautaro

Y la certeza del sueño me acompañará en vida

Miles de indios gritando mi nombre

Yo era Chile

En un recinto de unos doscientos pasos

Raros los atuendos

Aunque la misma pintura guerrera

Me recordaron los preparativos del malón.

Unos huincas estaban a favor de la Unión Española

Luces más potentes que el rayo del árbol sagrado

Me obligaron a cubrirme los ojos

Parecido ser a la chueca,

Joven Lautaro

Pasaba la bola, el hombre tendido, sonaba

Un pito pequeño,

El que lo hacía sonar controlaba el tiempo

Con gestos enérgicos

Los indios agitaban espíritus con cultrunes y trutrucas

Nunca toqui Lautaro, nunca

Olvidaré ese grito de coraje,

Que hoy al llegar al fin de mis días heredo

Debe seguir vivo en tus descendientes.

Nunca joven Lautaro lo olvides

Ya que los dioses lo han revelado

Para el triunfo de nuestro pueblo.

 

 

 

 

 

Compártelo en:

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *