FUERTE Y CLARO: Escritor@s hablan de la Segunda Vuelta

 

Escritor@s en segunda vuelta, así llamamos a un espacio para que escritoras y escritores nos entregaran su opinión respecto del proceso electoral chileno. Creemos que es necesario e importante que la perspectiva de la literatura sea parte de la discusión pública. Les dejamos un compilado de las colaboraciones que recibimos.

 

 

POR QUÉ BORIC

Gabriel, espero de todo corazón que estas líneas lleguen a tus manos o a tus oídos o a tu mente, porque soy una mujer de 78 años que, como tantas otras mujeres de mi edad empezó su lucha política en los años 60 como estudiante, militante, trabajadora, partidaria de la UP, exiliada, retornada, involucrada en las luchas en contra de la dictadura, escritora, feminista y que hoy, como tantas otras, te quiere como su Presidente. 

¿Quién iba a pensarlo hace diez años cuando empezaron ustedes, estudiantes, a remover conciencias con lo más importante para terminar con este estado de profunda injusticia y desigualdad: la educación gratuita y de calidad para todas, para todos?

2011 fue un año memorable: 100 mil, 180 mil caras jovencísimas en las calles de ciudades, pueblos, escuelas, universidades ¿Cómo olvidar la Marcha de los paraguas? ¿Las tomas? ¿La represión, las huelgas de hambre? ¿Las palabras Juan Antonio Coloma, presidente de la UDI, advirtiendo que el paro de la CUT -en apoyo a las demandas estudiantiles- en realidad apuntaba a “cambiar la Constitución y las leyes”?  Mientras -ustedes, Camila, Giorgio, tú y muchos otros y otras- diseminaban la idea de que hay otras formas de pensar, otra forma de “hacer las cosas”, también en política. ¿Desde fuera del sistema, desde dentro?  La opción (¿ineludible, indispensable?) fue la inserción en el sistema político establecido: el Congreso. 

En diez años se aprende, se crece, se yerra y se vuelve a aprender mirando hacia atrás y hacia adelante, lejos, lejos.  

En sesenta años de compromiso político las jóvenes de los 60, 70, 80… (que hemos cambiado de siglo y pasado por todo, o casi todo), hemos crecido pensando y actuando, pensando y creando, hemos envejecido creando, enseñando, hemos escuchado, observado y también aprendido ¿de quién, de quiénes? de mentes nuevas, propuestas nuevas para un objetivo antiguo y común: terminar con estas injusticias, estas desigualdades. 

Cuando el cambio de paradigma es enorme y sin darnos cuenta estamos ante una amenaza desproporcionada que afectará todo lo que hemos conseguido duramente en estos años, especialmente las mujeres, le creo a tu mente abierta, a tu escucha frente a nuevas demandas, a tu claridad más allá de cifras estériles, a tus ideas, a las de quienes te están acompañando y a las de quienes, como yo, nos vamos sumando y sumando. 

Por estas razones te quiero -y te elijo- como mi Presidente, nuestro Presidente, aunque el camino sea difícil, difícil.

 

Soledad Fariña

 

 

 

 

 

 

 

UNA DECLARACIÓN DE PRINCIPIOS

 

Mis mejores amigos y yo

y mi madre y el padre de mi mejor amigo

y mis mejores amigos

fueron o militantes del Partido Comunista

o “radicales de izquierda”,

no por jóvenes sino por convicción.

Y los que sobrevivimos lo seguimos siendo,

y los que murieron de muerte natural o de la otra,

lo seguirían siendo, espero.

Este no es un poema político,

es solo una declaración de principios,

un poema que habla de la libertad de ser,

del mar y el bosque,

de las casas y los pobladores sin casa,

como podrían ser mis hijos y mis nietos.

De un principio que nunca claudicaré y de un miedo

que tiene un nombre: los cuervos negros del fascismo.

 

Tomás Harris

 

 

 

Creo en la democracia, en la libertad de las mujeres, en el dialogo, en la cultura, en el arte y sobretodo en la bondad que aún late en lo humano, en el amor. El verdadero orden se funda en los más altos valores y derechos humanos de la paz y la empatía con los que sufren la falta de todo, no en la oscuridad ni en la banalidad del mal.  Después de dos años de pandemia Chile se merece respeto y paz.

 

Malú Urriola

 

 

La esperanza es tan necesaria como el agua en estos días. Votaré por Gabriel Boric porque creo que, desde su sensibilidad y compromiso, trabajará por la educación pública, por la cultura como un bien imprescindible, por una relación armónica con el medio ambiente. Desde el Sur, esta candidatura recupera palabras vaciadas y las propone a la gran mesa del encuentro.

 

Rosabetty Muñoz

 

 

Estas elecciones son inseparables del proceso de redacción de una nueva constitución, que se está generando con convencionales electos, paridad de género e inclusión de pueblos originarios. Será la primera con ese origen en nuestra historia. El gobierno que elijamos deberá tener la voluntad democrática de respetar ese proceso y de facilitar la aplicación de sus resultados contemplando ese horizonte desde hoy, reconociendo la organización y participación efectiva de la ciudadanía en la construcción pacífica de ese futuro; permitiendo que la democracia se profundice, en constante perfeccionamiento, y que la justicia social sea el fruto de una tarea colectiva, inclusiva, que dignifique la creación y el trabajo de una comunidad de personas libres hacia la construcción de una sociedad en democratización ininterrumpida. En la disyuntiva actual es Boric quien mejor puede representar esta esperanza.

 

Jorge Montealegre

 

 

 

He estado pensando en una frase o un poema que sintetice todo lo que hemos vivido y estamos viviendo y que se mantiene como la gran constante que nos cruza como individuos y como pueblo, y me vuelve y me vuelve una y otra vez un poema de Gonzalo Millán que es éste:

 

 

Árbol de la esperanza

colgando en el borde del abismo

con la mitad de sus raíces en el aire

¡Mantente firme!

 

Raúl Zurita

 

 

Tristes guerras
si no es amor la empresa.
Tristes. Tristes.
Tristes armas
si no son las palabras.
Tristes. Tristes.
Tristes hombres
si no mueren de amores.
Tristes. Tristes.
Al leer a Miguel Hernández en sus poemas de la guerra, donde palpita mi corazón cuando llega la noche aquella, como tantas que he sentido, en mi ya larga vida, en momentos fallidos de pérdida, ha sido muy larga esta caminata entrecerrando los ojos inciertos que experimentamos las cruces, realizada por las manos de una artista memorable e insondables, bocetos de rayas blancas, negras y rojos, esas postales emitidas al viento y recibidas por el aguacero, los encadenados textos que se escribieron, leídos en las catacumbas de la ciudades, esas paletadas y brochazos de telas en las noches de muerte, en las letras vulnerables, orales, perpetradas en las páginas silentes, en las rayadas calles en todas las calles. Todo lo ocurrido y perpetrado, toda la infamia en el país Tristes, Tristes si no son las palabras
Todo lo que hicieron
Todo lo que cantaron
toda la música y las lágrimas ríos ríos
triste triste tiempo aquel
Voto por Boric
Carmen Berenguer

 

 

 

 

 

 

 

 

La imaginación colectiva puede cambiar lo que parece inalterable.

Con Boric.

 

Carlos Cociña

 

 

VOTO PARA BOTAR

La primera vez que esperaba votar fue a los 18 años, en 1973, un balde de sangre y agua fría me dejó paralizado. Porfiadamente fui y voté en el gran fraude electoral del 80, sabía que era tongo, pero voté. En 1989 puse que No en el papel. Después seguí votando, pero no dejé de marchar.

Hoy voto para botar la famosa Ley de Mercado.

Para botar a los nuevos “encomenderos” que succionan la naturaleza.

 

Hoy voto por:

Los derechos de los trabajadores.

El derecho a una Educación y Salud digna y de calidad para todos.

Por la Cultura y el Arte

Por recuperar nuestras riquezas naturales.

Por desprivatizar el derecho al AGUA

Por la protección de la Convención Constituyente.

 

Después de años votando, hoy voto con esperanza. Voto BORIC

 

Horacio Eloy

 

 

 

Ramón Díaz Eterovic: “Una imagen vale más que mil palabras”.

 

 

 

 

 

 

 

+ BORIC

La república propuesta por el Partido Republicano de Kast–ultraconservadora, militarista, misógina y rabiosa de antifeminismos- es un modelo político de sociedad privilegiada: muy pocos y de género masculino. Exclusiones violentas, retrógradas y empapadas de injusticias en días en que se hace urgente, sobre todo en pandemia, ampliar los derechos sociales. Dicho modelo –que porfía por seguir anclado a la Constitución dictatorial de 1980- es una amenaza para los muy diversos intereses de una mayoría ciudadana, en busca reparación para nuestra herida sociedad chilena. No es otra cosa que un retroceso para nuestro camino de profundización de la democracia. En ese tránsito, la Convención Constitucional, es el hito más señero y el espacio más democrático de discusión de todo el espectro social y cultural nuestro para enmarcar la sociedad; se encuentra en esa instancia, la fecha de renacimiento del país bajo mejores y más justas condiciones de vida. Entonces, es de la mayor importancia contar con un presidente de la república que no sea obstáculo y a la vez sepa respetar el futuro del país. El tiempo venidero está llegando, pero hay que sentirlo. Gabriel Boric, manifiesta esa cualidad. Ya rindió prueba valiosa de convicción política y fuerza, en momentos muy difíciles, cuando firmó también, en noviembre del 2019, el acta de vida de la Convención Constitucional. El 19 de diciembre próximo hay que darle un nuevo voto de confianza.  

 

Elvira Hernández

 

 

 

Textos escritos para Carajo.cl,  Nov. y Dic. 2021

 

Compártelo en:

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público.