Dos poemas. Catalina Villegas Burgos, Colombia. “Qué será del terror si un día todxs nos llamamos Juliana”

 

Cómo se escribe Patria

En memoria de Dilan Cruz. 

 

 

Se madruga para ir a estudiar

se llenan de apuntes los cuadernos

y se llena de cuadernos nuestra espalda

y se vive en aulas durante años

y años

 

Nos enseñarán historia

y a sentirnos orgullosos

de los próceres de la Patria

que lucharon por la Independencia.

 

Y llega un día la edad

en que los cuadernos se van cerrando

y las aulas

y las puertas

y nos aguarda una Patria

que nos da la espalda

y que nos pide trabajar

para estudiar

y no al revés

y que acalla con plomo

el heroísmo

de quien luchaba por empuñar un lápiz

y escribir con mayúscula

Patria

Paz

Perdón.

 

 

 

Un cuerpo en tránsito

 

En memoria de Juliana Giraldo.

 

Veo mi reflejo en el cristal de un baño público

y me pregunto:

¿qué veo? ¿una mujer?

una voz automática se apresura a intentar darme respuesta.

Pero insisto en preguntarle:

¿qué ves? ¿por qué estoy aquí? ¿por qué no asombrarme?

Todos los días algún espejo se queda deshabitado:

pero las balas no rompen los espejos

 

Leo en un diario: “trascendió que la víctima tenía problemas en los retenes, pues no había cambiado aún los documentos que la identificaban como Carlos Julio”

Leo aquella frase que el diario pone resaltada en amarillo

insistiendo

insidiosa

para que trascienda como si la palabra “trascendió” no fuera suficiente.

¿Trascendió para quién?

¿Trascendió para las aves de rapiña que relamen la carroña del Estado?

¿Trascendió para el que se hace militar bajo los gritos “¡Firme, señorita, arrrr!!”?

¿Trascendió porque “no encontraron nada sospechoso”?

¿Trascendió para la persona que redactó la nota?

En ella, un nombre trasciende como si a alguien le fuera a importar. Como si a alguien debiera importarle…

¿Nos lo dicen para justificar lo injustificable?

¿Qué será del terror si un día todxs nos llamamos Juliana?

 

Vuelvo mis ojos al cristal y me pregunto:

 

_______________

 

Catalina Villegas Burgos

Ingeniera Física de la Universidad Nacional de Colombia, sede Manizales. Postgraduada en Periodismo Científico. En 2002, obtuvo el primer puesto, categoría juvenil, en el concurso nacional “I Premio de poesía San Juan de la Cruz” organizado por la Universidad de Salamanca. En 2019, obtuvo uno de los cinco primeros puestos del Concurso nacional de poesía “La palabra, espejo sonoro” convocado por La Casa de poesía Silva. Recibió mención de honor en la edición 2020 del Concurso Nacional de poesía de la Casa de poesía Silva. Actualmente trabaja como responsable del área de divulgación científica en el “Centre des sciences de Montréal” tanto en contenido escrito como gráfico, en Montreal, donde reside desde 2009. Algunos de sus poemas han aparecido en revistas impresas y digitales como la Revista Aleph, Vuela palabra, La raíz invertida y Alter Vox Media y ha sido invitada a diversos eventos y lecturas de poesía, de los cuales destacan el Festival Internacional de poesía de Bogotá y la participación en el 1er ciclo de poesía del 2021 de la Casa de poesía Silva. En diciembre de 2021, publicó, junto al poeta Christian Rincón, el libro-objeto “Cánsate Cuerpo”, del cual es la ilustradora. Además de la poesía, dedica su tiempo libre a hacer ilustraciones, origami y a nutrir su podcast en Spotify sobre literatura, nacido en la pandemia: “La Cataleja”.

 

 

 

Compártelo en:

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Scroll Up