“UWU” lanzamiento de una idea tierna, linda o kawuaii.

Portada UWU

 

“Un día, que veníamos de tomar once en el departamento de Vilka Ansky con motivo de su cumpleaños, pensamos en la expresión UWU, que principalmente se usa para demostrar que algo es lindo, tierno o kawaii. Se nos ocurrió hacer algo literario y como habíamos fumado un poco, las ideas comenzaron a aparecer de manera muy dinámica”.

 

Conversamos con Ninfa María y Diego Amapola sobre su nuevo libro “UWU”, lanzado de manera online hace pocos días, obra que experimenta con las alternativas de la cultura popular y la modernidad.
Nos cuentan sobre la experiencia de crear y la necesidad de expresión en tiempos de cuarentena.

¿Cuál fue la motivación inicial tras la creación de UWU?

Diego: Habíamos pensado en hacer un proyecto juntos, por ahí por el verano o un poco antes. Primero pensamos en un dúo musical de lo-fi. Luego desistimos de la idea, o más bien nunca nos esforzamos mucho por concretarla. Un día, que veníamos de tomar once en el departamento de Vilka Ansky con motivo de su cumpleaños, pensamos en la expresión uwu, que principalmente se usa para demostrar que algo es lindo, tierno o kawaii. Se nos ocurrió hacer algo literario y como habíamos fumado un poco, las ideas comenzaron a aparecer de manera muy dinámica. Días después, recordé que había grabado esas ideas con mi celular, entonces se las mostré a Ninfa y luego las fuimos ordenando.

Ninfa: Sí, la motivación partió de querer hacer algo juntos y que fuera entretenido. Lo pasamos bien en el proceso, jugar a seguir ningún criterio, que nos sorprendieran las ideas, cambiar el plan las veces que fuera necesario para hacer algo chistoso. Igual me costaba dejar el vicio del hilo conductor, así que tampoco es un proyecto absolutamente absurdo – idea que nos atrajo también- pero tiene mucho de eso.

 

¿Qué dimensiones y temas buscan explorar con este personaje?

Diego: La idea de la obra en general es, esencialmente, experimentar. Lo que hace uwu es más bien materializar la posibilidad de que un tema absurdo o “no canónico” de la literatura pueda plasmarse en un libro. Para ello mezclamos estilos y formas. También hay elementos de lo cotidiano, de lo social, pero sin ser muy explícitos. Eso se lo dejamos a poetas como Artechiza o Chamorro Arch, que tienen las palabras precisas para tratar ese tipo de temas.

Ninfa: Me gustó mucho explorar y hacer reventar la idea de origen del personaje. El libro tiene alterada la variable temporal y coquetea con la idea de generar un ouroboros, aunque tampoco se transforma en eso precisamente. Buscamos romper la linealidad de la identidad, pero a la vez rescatarla al hacer existir al personaje en dimensiones paralelas, unas más increíbles que otras. Creo que lo principal fue explorar nuestro imaginario, sorprendernos de las ideas y situaciones que fueron apareciendo. Al final terminamos por permitir que UWU intentara romper sus límites como personaje, pero no daré spoilers.

 

¿Cómo es la experiencia de crear en tiempos de pandemia y cuarentena?

Diego: El proyecto lo teníamos pensado desde antes de la pandemia, o al menos cuando esta era un tema lejano. Para cuando ya entramos en cuarentena, nuestra idea era estar repartiendo copias en físico de UWU. Sin embargo, el tiempo nos sirvió para pulir algunos aspectos y mejorar la obra.

Ahora bien, hay mucha gente que sucumbe ante la idea de que este es un momento para aprovechar y producir cosas, y se obsesionan mucho con ello. Yo no encuentro que eso sea muy sano. Es decir, si puedes hacerlo, adelante. Pero no hay que olvidarse que esta es una emergencia sanitaria. No se trata de las vacaciones que siempre quisimos y que debemos utilizar para concretar todos esos proyectos que tanto idealizamos. A nosotros nos resultó porque somos muy cercanos, pero hay que tener ojo con esas exigencias un tanto imprudentes con uno mismo.

Ninfa: Crear puede ser una forma de lidiar con este exceso de energía que queda ahí sin ocupar, ahora que estamos encerrados. Ese que a veces se transforma en ansiedad o en búsqueda de placer, ahí es cuando entra el ejercicio creativo, ayuda con esas dos cosas. Además, se siente bien trabajar en algo que uno disfruta. Creo que es una ventaja saber qué cosas te apasionan, para nosotros la escritura, y entregarse a ello de tiempo en tiempo. Creo que emprender esa búsqueda vale mucho la pena, más que por producir un resultado específico (algo esperable en una lógica de consumo y productividad), sino por el proceso mismo de explorar.

 

Por último, ¿de qué forma creen que el arte y la cultura debe hacerse presente en estos tiempos de incertidumbre a nivel mundial en el ciudadano común?

Diego: Yo creo que debe primar la cercanía. Esto es muy paradójico si es que pensamos que estamos tan aislados. Pero las herramientas tecnológicas están y deben ser aprovechadas. En ese sentido, me parece muy bello cuando liberan una obra de teatro por streaming, o una película, o cuando las editoriales liberan un poco de su catálogo. Obviamente, no debemos minimizar el trabajo del autor, que de manera justa merece remuneración por su obra. Pero creo que tanto las artes como la cultura en general deben funcionar, en estos tiempos, en base a la empatía de quienes están encerrados y que muchas veces son los mismos que asisten a museos, llenan auditorios o sus compran libros. Aquello generaría esa cercanía y daría tranquilidad, que es lo que más necesitamos en estos momentos.

Ninfa: Creo que exponerse al arte ayuda mucho a mantener vivas las emociones, a conectarse con el sentir ajeno e imaginarlo como propio. Es algo muy necesario actualmente, vivimos en una sociedad donde se hace énfasis en la construcción de un individuo destacable y coherente, que hace las cosas para su propio éxito. Eso hace que se pierda el foco, siendo que todas nuestras identidades están superpuestas, nadie es lo que es por sí mismo, el foco es el grupo, todos juntos somos un gran animal, no simples células. El arte nos está mostrando qué tipo de animal somos, ojalá algún día logremos ponerle un nombre, a lo mejor así nos atrevemos a conocerlo.

 

 

Lee “uwu” desde el siguiente enlace de forma gratuita: https://issuu.com/uwulandia/docs/uwu_de_ninfa_maria_y_diego_amapola

Diego Amapola

 

 

 

 

 

***Ninfa María (Chile, 1985) poeta y performer, co-fundadora del colectivx artísticx Piño Choroy, que interviene la calle con declamaciones participativas, y del colectivo Slam en Chile, que promueve esta modalidad de poesía en eventos de bar. Dentro de sus publicaciones se encuentra el poemario Líquida (Mago Editores, 2017), además de formar parte de diversas antologías (Poesía en toma y SECH, entre otras). El 2019 lanzó en formato virtual su proyecto visual El viaje, un diálogo entre poesía y fotografía.

 

***Diego Amapola (Chile, 1995) poeta, estudiante y co-fundador del colectivx artístico Piño Choroy. Ha publicado en diversas revistas, entre ellas Romanticxs Posmodernxs, La Cimarra y Revista Mal de Ojo. Ha gestionado el ciclo de muestras artísticas “Solo tendrás piedras”, que se realiza en el ex-Pedagógico (UMCE). En enero del 2020 publica la plaquette “Domingo de Ketoprofeno”.

 

Compártelo en:

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Scroll Up