SELECCIÓN DEL LIBRO ESTRATEGIA DEL POEMA. AMÉRICA MERINO “UN GESTO SUBVERSIVO SOBRE EL RECUERDO DEL COLOR GRIS DE LA NIEVE”

Selección de textos extraídos del cuerpo de documentos de descarga gratuita Estrategia del poema: 72 autorxs hispanoamericanxs (Bitácora de vuelos ediciones, México, 2020) Octavio Gallardo y Armado Salgado realizadores.

 

En pleno invierno de 1945 y sobre la nieve sucia de Auschwitz, Primo Levi junto a su amigo Charles depositaban el cadáver de uno de sus compañeros de habitación. La fosa común estaba hace tiempo llena. El cuerpo les parecía ingrávido. En ese momento llegó el ejército ruso, que en realidad eran cuatro jóvenes que venían a caballo: con un brazo sostenían las riendas y con el otro, sus armas. Entre el gris de la nieve y el gris del cielo, caminaron soportando la culpa de los hechos cometidos por otros, que no debieron haber ocurrido jamás. Primo Levi, antes de ser escritor, fue un científico. Obtuvo su doctorado en Química en la Universidad de Turín y luego se fue al norte de Italia a trabajar. Cuando fueron invadidos por los nazis, Levi se encontraba en Milán y se unió a la resistencia. Tenía 25 años. Fue capturado y torturado para luego ser llevado a Auschwitz, un lugar del que nunca había escuchado hasta ese instante. Lo subieron al vagón de un tren donde iban tantas personas que, para poder dormir recostados sobre el suelo, tenían que hacer turnos. El viaje demoró 15 días. Al momento del arribo, algunos fueron destinados al trabajo forzado y, otros, a las «duchas»: fue entonces cuando derivaron a parte de sus amigos al segundo grupo y nunca más los volvió a ver.

Tras ser liberado por el Ejército Rojo, junto con los pocos sobrevivientes, Levi caminó durante una semana a través de la nieve, mal alimentado, con escaso abrigo, hasta llegar a una estación de tren. Nunca pensó que —debido a las innumerables detenciones del tren que duraban semanas, recorriendo tantas ciudades entre tantos países, bajo un absurdo itinerario antes de tomar rumbo a Italia— el viaje de regreso a casa tardaría ocho meses.

Cuando al fin volvió a Turín, Levi logró encontrar a su madre y retomó su trabajo como científico, aunque también se dedicó a ayudar a judíos que llegaban a Italia buscando una forma de sobrevivir. Es en este momento que nace su impulso de empezar a escribir, como una búsqueda de alivio frente al desvanecimiento y el estado de alienación que sentía. Su primer libro, Se questo è un uomo, es un testimonio invaluable sobre su estancia en el campo de concentración, escrito desde un carácter fragmentario, tal como se disponen sus recuerdos. Hoy en día, este libro se encuentra traducido a una gran cantidad de idiomas y no ha dejado de reeditarse, al igual que toda su obra literaria.

En una carta que le escribió Primo Levi a su amigo Charles, le cuenta que recibió un correo de un hombre de apellido Lakmaker, el mismo apellido de uno de sus compañeros de cuarto en Auschwitz, un niño que en aquella época tenía apenas 17 años de edad. Lakmaker vio su apellido al leer Se questo è un uomo, y entonces, después de 40 años, este hombre al fin tuvo noticias sobre los últimos días de su hermano.

Quizás la desolación nunca se extinga. Algunos de los sobrevivientes a campos de concentración terminaron suicidándose años después, debido a la imposibilidad de sobrellevar el peso de sus recuerdos. El mismo Primo Levi nos dice: «Yacíamos en un mundo de muertos y de larvas. La última huella de civismo había desaparecido alrededor de nosotros y dentro de nosotros». Sin embargo, escribir nos otorga un respiro en medio de la infinita desolación, como un gesto subversivo ante la angustia y el desvanecimiento, el estado de alienación absoluta, y no sólo para nosotros, quienes escribimos, sino también para aquel que se nos acerca. Quizás este respiro sea para alguien más, por eso hay que escribir:

Y sin embargo, algo nos eleva, algo nos salva

la música de las utopías, quizás, el viento.

No creerás en las santas señales

vas en dirección opuesta:

el mundo es un oleaje

atravesado por largos reflejos, sin fondo.

Inundado en calma

como si lograras descifrar qué hay del otro lado

escribirás sobre el curso de las estrellas,

sobre la belleza o la verdad

y traerás de regreso algo invisible

extraviado hace años en una honda fisura.

Cuando envejezcas

sabrás por qué es necesaria la Poesía

en tiempos aciagos.

 

 

Viña del Mar, mayo de 2020.

 

América Merino (Viña del Mar, Chile). Ha publicado la plaquette Y serán las estrellas, selección y traducción de poemas de la escritora italiana Antonia Pozzi (Ediciones del Trueno, 2020) y el libro de Poesía Fractales, (Editorial Cuarto Propio, 2015). Cursó el programa de Literatura en el Istituto di Lingua e Cultura Italiana Galileo Galilei, en Florencia (Italia, 2019). Durante el mismo año participó en el equipo de traducción, edición y corrección de estilo del libro España mía, Portugal mío, del poeta chino Huang Yazhou. Su trabajo poético ha sido destacado en eventos literarios tanto en Latinoamérica, como Europa y Estados Unidos. Parte de su obra ha sido traducida al francés, inglés e italiano. Ha obtenido numerosas distinciones y reconocimientos, entre ellos, la Beca de Creación Literaria, otorgada por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (2012) y la Mención de Honor en el Premio Nacional Juegos Literarios Gabriela Mistral (2008 y 2013).

Compártelo en:

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Scroll Up