Venezuela. Isaías Cañizález Ángel. “Alegoría de los pies descalzos”

isaias cañizales

 

Alegoría de los pies descalzos

En cualquier alcantarilla late el desmedido propósito de convertir en cenizas, lo que la memoria sujeta con los dientes. Los grandes episodios de la barbarie fecundan el artificio de un evangelio, cuyos hallazgos no dan cuenta de milagros ni de resurrecciones. Los que alguna vez tuvimos el espinazo metido entre las costillas y le arrancamos, en pleno vuelo, un pedazo de  miseria a los zopilotes, no podemos mirar de reojo los incendios que celebran la alegoría de los pies descalzos. Los que mordimos el infame propósito del puñal, dispuesto a desgarrar vísceras, a pulir con su acero las entrañas y los abismos, no podemos detener la marcha y quedarnos a esperar el final de la tarde. Los que alguna vez dejamos los brazos abiertos, buscando el auxilio de un dios profano, todavía podemos inferir el amparo solemne de la Muerte y sus arrebatos.

 

Los dueños de la tierra

 

 

 

Nos sentamos frente a la tarde y vemos pasar a los dueños de la tierra. Ellos jamás levantan la mano ni pretenden algún gesto que les haga notar nuestra existencia. En medio de la sorna, balbuceamos ciertos desparpajos que jamás tendrán respuesta. Su mirada es una casa grande con ventanas infinitas y en sus camas, reposa la tranquila costumbre de ordenar los límites, de colocarle el nombre preciso a cada cosa. Ellos dicen: ¡norte! y los mapas obedecen. Calculan el valor de nuestros esfuerzos sin detenerse en decimales ni en heridas abiertas detrás de la espalda. Caminan despacio, sin remordimientos, tanteando el espesor de sus dominios. Pactaron tributos con un dios que solo sabe multiplicar su opulencia y alentar nuestras desgracias. Los dueños de la tierra se cobijan con el sudor de tantos siglos y no se reconocen en las miserias que nos habitan. Ellos son el laberinto donde nuestras manos se hacen ceniza y puñal: Ceniza para la insensatez y la desmemoria; Puñal para el acero que los ve pasar, sin bajar nunca la cabeza.

 __________

 

Isaías Cañizález Ángel (Boconó, Venezuela 1973). Poeta y comunicador de calle, registrado con el número 14880, del Ministerio del Poder Popular para la Comunicación e Información (SIBCI). Premio Nacional de Poesía Fernando Paz Castillo (2010). Premio Municipal de Poesía (Trujillo 2003).

Poeta y director Periódico Literario Carajo.

Be first to comment