HERNAN MIRANDA / “El Planeta Tierra al habla”

 Hernán Miranda Carajo

  Poema especialmente escrito para Carajo, edición especial del terremoto en Chile 2010. 

 

   El Planeta Tierra al habla

   

Despierten, despierten, mierdas de dos patas:

soy el Planeta Tierra que les sacude los colchones

para que recuerden en medio de la noche

quién es el que dirá al fin la última palabra.

En esta arca de Noé despavorida

despierten y a afirmarse como puedan

que el remezón sigue, sigue y prosigue

subiendo siempre de intensidad y haciendo retemblar

las estructuras

El piso convertido en masa gelatinosa,

y el vaivén, el ir y venir y el volcarse del horizonte

La caída de muros y columnas

El levantarse del suelo

Y el desmoronamiento de templos

entremezclándose con el estruendo y la horripilante grita

El coro infernal de las mujeres pidiendo misericordia

y de los hombres castañeteando los dientes sin poder ocultar su impotencia

De los perros aullando y las alcantarillas desbordando las heces nauseabundas

Y los usureros en cuatro patas tratando de recoger

las monedas desparramadas en todos los sentidos.

 

Despierten y escuchen que yo el Planeta Tierra tiene la palabra

Soy yo el que decide cuándo y cómo podré poner fin a la historia

Esa capa despreciable de edificios, palacios, tugurios, museos,  fábricas y carreteras humeantes

Con que me han revestido creyéndose dueños

de un espacio que yo les he permitido en un minuto

de mis millones y millones de años flotando a la deriva

en un perdido rincón del universo entre nacimientos y muertes

de galaxias enteras brillando y sucumbiendo a cada instante.

(Para mí los cementerios humanos no son más que un pleonasmo)

Escapen gusanos de dos patas a la cima de los montes

Que ahora soltaré las olas del océano para que las costas sean arrasadas

Y los barcos volcados en medio de las plazas públicas

Y los peces arrancados del mar pudriéndose en medio de computadores

y documentos comerciales vaciados de sentido.

Sean la imagen final de esta puesta en escena tormentosa.

 

Y tengan muy claro ustedes, especie humana arrogante

y depredadora: esto es nada más que un anuncio

que voy repitiendo una y otra vez cuando me colman la paciencia.

Pero el día que me saquen totalmente de quicio

voy a tirar del mantel sin dudar un instante.

Y aquel día los bosques, indómitos, irrumpirán en las ciudades.

Los ríos correrán a su antojo a diestra y siniestra.

Los loros serán los poetas de un mundo sin relojes ni calendarios. 

 

 

*Publicado en la edición especial del periódico literario Carajo 2010, dedicada al terremoto ocurrido el 27 de febrero de ese año.

 

Carajo 2010 edición especial terremoto Chile

Carajo 2010 edición especial terremoto Chile

Poeta y director Periódico Literario Carajo.

Be first to comment